¿QUIERES QUE TE LLAMEMOS? Si tienes alguna duda sobre alguno de nuestros servicios, dinos exactamente lo que necesitas y nos adaptaremos a tus necesidades.

Solicitar llamada informativa

Masajes

Tipos de masajes que trabajamos

masaje-exfoliante

Exfoliante corporal

¿Quieres una piel suave durante todo el año? La exfoliación es básica. Es el paso indispensable para renovar la epidermis y conservarla en buen estado y resplandeciente.

 

¿Por qué la exfoliación? La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel impidiéndole respirar. Las células de nuestra piel se multiplican, mueren y se renuevan. La exfoliación acelera este fenómeno natural estimulando la regeneración celular y la microcirculación sanguínea de superficie. La piel retoma su suavidad y flexibilidad.

 

Para el cuerpo, utilizamos exfoliantes cristales de sales marinas o camomila.

 


drenaje-linfatico

Drenaje Linfático Manual

El drenaje linfático manual es un masaje muy suave y rítmico realizado con manos y dedos por todo el cuerpo, haciendo la mínima presión sobre la piel, este tipo de masaje elimina toxinas, ayuda a eliminar la retención de líquidos y aumenta la respuesta inmunitaria del organismo, por lo que es recomendable para preparar los tejidos antes y después de someterse a una intervención de cirugía.

 

Al finalizar la sesión la piel se queda pálida y relajada.

 

 

 

 


presoterapia

Presoterapia SORISA

Con nuestro equipo SORISA – PRESOR-03 es un equipo de presoterapia destinado al tratamiento de problemas de retención de líquidos y trastornos circulatorios, de forma natural y fisiológica, sin necesidad de intervenciones ni fármacos.

Incorpora los últimos avances tecnológicos y 6 programas de trabajo distintos que resuelven todos los problemas circulatorios, gracias a la activación de la circulación de retorno.
Está especialmente indicado en casos de pesadez de piernas y piernas cansadas, celulitis, en aplicaciones de post-cirugía estética y para la relajación y desintoxicación general del organismo.
Cada uno de los 6 modos de presoterapia de que dispone cuenta con 9 programas diferentes, lo que supone un total de 54 programas de trabajo preestablecidos, además de la posibilidad de libre programación por parte del profesional.


quiromasaje

Quiromasaje

Beneficios del quiromasaje
Los profesionales que practican esta técnica aseguran que los beneficios del quiromasaje son numerosos y, además, estos pueden alcanzar diferentes partes del organismo que afectan a los siguientes puntos:
Piel: la piel se ve beneficiada por el arrastre de las células muertas con cada una de las manipulaciones. Además, es habitual usar cremas o aceites para practicar el masaje, lo que contribuye a mejorar y cuidar la piel, dependiendo de los componentes con los que estén hechos estos aceites.
Aparato circulatorio: mejora la circulación sanguínea y, por lo tanto, el aporte de nutrientes a las células y a los tejidos. Esto hace que sea también ideal para las personas que sufren problemas de pesadez en las piernas.
Sistema linfático: las manipulaciones favorecen el arrastre de las sustancias de desecho, con lo que se ayuda al buen funcionamiento del resto de los sistemas y órganos del cuerpo.
Sistema nervioso: el quiromasaje tiene un efecto relajante en la mayoría de sus acciones, aunque hay ciertas manipulaciones que pueden tener un efecto estimulante.
Sistema músculo-esquelético: los movimientos con fines relajantes y descontracturantes que practican los quiromasajistas hacen que este masaje permita aliviar muchos dolores que afectan al sistema músculo-esquelético.

Contraindicaciones del quiromasaje
Aunque, en líneas generales, el quiromasaje es un procedimiento seguro, hay que tener en cuenta que tiene ciertas contraindicaciones.
Las contraindicaciones principales “vienen fundamentadas, sobre todo, por el estado de la piel del paciente”. Por lo tanto, no se puede practicar cuando haya quemaduras, heridas, infecciones u otras lesiones similares.
Por otro lado, es importante valorar el estado general de la persona antes de iniciar una sesión de quiromasaje. Por lo tanto, hay que vigilar si el paciente tiene enfermedades infecto-contagiosas, fiebre, debilidad extrema, roturas o fisuras óseas, así como aquellos otros problemas “en los que el sentido común aconseje la no aplicación del quiromasaje”.
Como siempre, ponerse en manos de profesionales y, si es necesario, comentar con el médico especialista la intención de recibir un quiromasaje, puede ser una buena idea para aquellas personas que tienen algún problema de salud añadido, como son los casos de cardiopatías descompensadas o cánceres.